El grupo folklórico Guadal, parte del Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM), conversó sobre este nuevo proyecto y realizó un balance sobre lo trabajado durante el año. 

El 2018 sorprendió al grupo floklórico Guadal con un proyecto que se fue gestando de a poco, “Patio Santiagueño”, un espectáculo que nace a partir del libro de compilación de partituras de la región centro, “Melodías del Monte”, editado en 2015. “Es un concierto didáctico consecuencia de la publicación, donde hemos aprovechado obras que habitaban allí, como los géneros gato, chacarera, zamba, vidala y escondido”, expresó uno de los fundadores del grupo, Ezequiel Infante.

A su vez, la encargada de voz y percusión, Fernanda Quintás, detalló: “La idea del proyecto fue buscar un hilo conductor que también sea atractivo y explicativo de alguna manera”. Cabe destacar que el show comienza contando la historia de dos personajes, “uno Sachayoj, dios del monte y el otro Crespín, un pajarito que también tiene una leyenda en torno a él (…) estas figuras simbolizan los dos elementos del ritmo folklórico que están presentes en todos los instrumentos y emprenden un camino por los paisajes santiagueños, transformándose en distintas danzas”, finalizó Quintás.

La cantante resaltó el hecho de que, en cada concierto, Crespín y Sachayoj no eran interpretados por las mismas personas: “fue muy interesante porque sumamos bailarines de cada lugar a donde íbamos para encarnarlos, de esta manera aportaron y enriquecieron el espectáculo”.

Además, el concierto cuenta con visuales de los paisajes de Santiago del Estero que los personajes recorren, Fernanda afirmó: “el viaje culmina en el patio santiagueño que es donde se arma la fiesta, ahí el público está invitado a bailar”.

Por su parte, José Santillán, también fundador del grupo y bajista, contó que Patio Santiagueño dejó muchas satisfacciones en los músicos: “este año realizamos conciertos didácticos en el marco de la Usina en los barrios, nos presentamos en Barrio Nicolás Avellaneda,  Los Olmos, y en la Medioteca”. También, agregó que para el cierre pudieron compartir el show con Peteco Carabajal.

Asimismo, Ezequiel afirmó que otra rama de este proyecto fue la posibilidad de dictar un seminario de música en Rosario, en el marco del Festival Internacional Sonamos Latinoamérica. “Para nosotros ha sido una experiencia muy linda, esa es otra veta de Patio Santiagueño, la de no sólo hacer extensión con la música, con la poesía, sino también con el conocimiento”, comentó Infante. Por su parte, José agregó: “El hecho de pertenecer al Instituto nos permite también una proyección dentro y fuera de la Universidad, que nos enriquece a nosotros y nos permite también transmitir lo que se vive en la Universidad y lo que se aprendió allí”.

Cabe recordar que Guadal es un elenco estable del Instituto de Extensión a cargo del director Omar Barberis, perteneciente al área de Desarrollo Social y Cultural, coordinado por la licenciada Adriana Rochetti, es un grupo folklórico conformado por estudiantes avanzados, graduados y docentes de la Licenciatura en Composición Musical con Orientación en Música Popular de la UNVM.

José Santillán junto a Ezequiel Infante y Joaquín Aguilar, mencionaron que Guadal “surge bajo la inquietud de generar un elenco estable folklórico, que fuese a la par de otros que ya funcionaban, como el Coro Nonino”. Asimismo, gracias a la motivación del director del Cuarteto del ‘30, Alberto Bacci, los músicos trabajaron en el proyecto, “lo presentamos y, oficialmente a partir de septiembre de 2011, somos parte del Instituto”, dijo José.

Por su parte, la banda está conformada por cinco integrantes: “desde el 2014 hasta la fecha hemos tenido la incorporación de dos compañeros, Gerardo Miotti y Fernanda Quintás, con quienes el grupo y las propuestas musicales se han consolidado”, relató Ezequiel.

Asimismo, “Fue un año de mucha visibilidad del grupo, de mucha presencia aquí y en otras ciudades, fue en ese sentido distinto e interesante también, mostrar las diferentes facetas de este grupo que tiene un poco de trabajo académico y un poco del artístico”, concluyeron.

Por último Gerardo contó que para principios del 2019 presentarán un disco con temas del repertorio popular folclórico y obras propias, titulado “Hábitat”. Además tienen planeado llevar el show “Patio Santiagueño” a diferentes instituciones educativas.

Los directores de la Orquesta Escuela de Tango del Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM), Lucas Leguizamon y Ezequiel Infante, dialogaron sobre los logros del elenco este año.

Dando cierre al 2018, los directores del elenco estable Orquesta Escuela, dependiente de la Dirección de Desarrollo Social y Cultural, dirigida por la licenciada Adriana Rochetti, comentaron sobre los inicios y el crecimiento del grupo.

“El elenco se sumó al Instituto de Extensión en el 2017, pero la idea se venía trabajando desde antes, la génesis del proyecto comenzó en 2016 de manera informal por la inquietud y perseverancia de Lucas de conformar la orquesta” contó el licenciado en Composición Musical con orientación en Música Popular, Ezequiel Infante. Asimismo agregó: “si bien ha habido antecedentes, en el 2011, no prosperó por una falta de formación nuestra y de organización (…) no era una orquesta típica era atípica, era un violín, 4 bandoneones y un piano”, compartió entre risas.

Más adelante los músicos tuvieron la idea de proponer al Instituto, dirigido por Omar Barberis, “un espacio en donde se pudieran formar músicos y músicas específicamente del género tango”, dijo el licenciado.

A su vez, Leguizamón, que es estudiante avanzado en la carrera de música, se refirió a la importancia de institucionalizar el proyecto: “nos ayudó no solamente desde el punto de vista de sumar integrantes sino también a llegar a otros ámbitos”. La conformación de este espacio universitario también representó la posibilidad de capacitarse con músicos/as especialistas del género.

Lucas, comentó que este año trabajaron en las milongas: “la idea era aunar un trabajo colectivo entre bailarines y músicos”. Este proyecto nació de los integrantes de la orquesta: “se aprende mucho, el oído está atento porque siempre hay alguna sugerencia desde la perspectiva del bailarín”, comenta. “En los comienzos lo que se intentó fue conocer los distintos estilos más importantes de la época de oro del tango, sus directores y forma de tocar”, añadió.

El elenco está conformado por 16 músicos de diferentes sectores: “hay músicos de la región, docentes, estudiantes y egresados de la Licenciatura en Composición Musical”, comentaron los directores.

El proyecto, comentó Ezequiel, tiene 3 pilares fundamentales: “uno es el de formación, otro es el de extensión y la última pata son las audiciones”. En relación al último punto, aclararon que se realizan 2 audiciones al año para ingresar al grupo y están distribuidas a principio y a mitad del ciclo lectivo.

Para finalizar Lucas rescató el compromiso de la comunidad: “sorprende que más allá de todas las cuestiones sociales y económicas que se están viviendo, hay mucha gente que se ofrece a colaborar voluntariamente sin ningún tipo de interés, solo para mejorar y rescatar un ámbito cultural”. Además resaltó que hay un intercambio de distintas generaciones, entre mayores y jóvenes: “hay buen entendimiento, cordialidad en el trabajo, un objetivo en común y eso hace que se abran puertas en otros lados que no son solamente la Universidad”.

Para el 2019 la Orquesta proyecta seguir con las milongas, fortalecer la formación de sus integrantes, generar instancias de formación para otras instituciones y realizar conciertos didácticos en diversos espacios.


La directora del coro, magister Cristina Gallo, dialogó acerca del crecimiento que tuvo el coro en su trayectoria y su participación a lo largo del 2018.

El Coro Nonino es uno de los elencos artísticos de la Dirección de Desarrollo Social y Cultural a cargo de la directora Adriana Rochetti, perteneciente al Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM), bajo la dirección de Omar Barberis. En este 20° aniversario del grupo coral, su directora, magister Cristina Gallo, comentó acerca de las actividades que desarrollaron durante el año y rememoró anécdotas del grupo en sus 20 años de trayectoria.“Han pasado muchas cosas en todos estos años, principalmente la renovación de cantantes”, comentó Gallo. Explicando que “los coros universitarios tienen muchos cantantes golondrinas porque muchos de los jóvenes no son oriundos de Villa María, entonces están un tiempo y luego se van”.

Asimismo, Gallo mencionó que este año hubo un recambio importante en el coro: “hicimos una convocatoria y vinieron muchos cantantes nuevos, así que el coro ahora es realmente nuevo, con muchos integrantes”.

En este sentido, haciendo referencia al párrafo anterior, la directora recalcó que, si bien es “algo positivo, a su vez presenta sus dificultades,es una inversión que se hace con cantantes de 18 y 19 años que ingresan al coro y que van a permanecer, eso da sus frutos para el año que está por comenzar”.

Por su parte, la directora comentó que este año trabajaron con lo que vienen llevando a cabo desde el 2007: “Es sobre arreglos elaborados por estudiantes, graduados/as y docentes de la UNVM y sus respectivos espectáculos”.

Además, señaló que trabajaron con arreglos de Camilo Esteban Matta: “Una de las actividades más importantes que tuvo el coro este año fue recibirlo a Camilo, compositor, arreglador, cantante y director de coro de la provincia de La Rioja, es de alguna manera el padrino del coro y un referente para el grupo”.

Por otra parte, la directora afirmó que fue un año en el que realizaron muy pocos viajes. “Un viaje fue a la ciudad de Rio Cuarto, en el que participamos del Encuentro de Coros Universitarios”. Gallo recalcó que esos encuentros son muy enriquecedores a nivel musical, porque trabajan en conjunto, hacen talleres, capacitaciones y cambios de directores entre los coros.

Haciendo un poco de historia y recordando los inicios del coro, su directora Cristina comentó que nació prácticamente con la actividad académica de la UNVM, el 21 de septiembre de 1998.

A modo de síntesis, Gallo recordó las actividades más importantes que desarrolló el grupo coral en sus 20 años: “En el 2001, recibimos a un coro de jóvenes de Sudáfrica, en 2005 a un coro femenino de Lituania y también a coros de varias provincias de Argentina”. Además: “Realizamos muchos viajes a La Rioja, Chaco, San Juan, participamos en certámenes, en los cuales ganamos medalla de plata y también viajamos dos veces a Brasil”.

Haciendo referencia a los espectáculos que brindan, la directora contó que consideran que es “muy interesante trabajar temáticamente o con géneros”. “Muchos espectáculos incluyen otras artes, expresiones, siempre invitamos a solistas de la ciudad y de otros lugares, instrumentistas, bailarines, grupos, para que interactúen y se vuelva más rico e interdisciplinario el espectáculo”, remarcó Gallo.

De análogo modo, la directora destacó que se fue consolidando el equipo de trabajo del coro. “La actividad del director es bastante solitaria entonces, una buena forma de no trabajar de esa manera y, además, de que realmente los integrantes se sientan parte del grupo es trabajando en equipo, este año llegó a estar conformado por 30 personas”, enfatizó.

Es importante recordar que el coro es un organismo estable artístico, y también un espacio educativo, en el que sus integrantes tienen la posibilidad de desarrollar aprendizajes en funciones vitales como guías, cuerdas, jefes de cuerdas y asistentes de dirección. “El Nonino es de alguna forma un coro escuela, porque funciona como un espacio de aprendizaje”, acentuó Gallo.

Con respecto a las actividades que desarrollarán el año entrante, la directora comentó que están preparando un espectáculo concerniente a la luna: “Vamos a hacer un espectáculo referido a la luna, que nos atrae mucho y además, tendrá conexión con otro que realizamos en el 2016, llamado Para estar acá, música que nos trae de vuelta”, explicó.

Por último, Gallo agradeció a toda la comunidad universitaria por lo que les brindaron durante el año y principalmente éste que ha sido tan especial: “Los festejos comenzaron a principio de año con la muestra de objetos en el Rectorado, que fue organizada con mucho cuidado y cariño, por el área de archivo a cargo de Marcelo Révora”.

En esta misma línea, mencionó que finalizaron los festejos a principios de diciembre “con un homenaje muy sentido que nos hizo el rector de la UNVM, Luis Negretti y el director Omar Barberis, a través de la entrega de un libro de fotos, elaborado por Fernando Fulcheri, quien nos acompañó durante todo el año”.

“Este 2018 ha sido muy bueno, un año en el que miramos hacia adentro, un año de unión (…) este es un coro muy reflexivo, con estudiantes universitarios comprometidos con la realidad y con su carrera”.

Asimismo, finalizó: “Trabajamos mucho sobre los valores, sobre las presentaciones que fueron acordes a las posibilidades de todos, la universidad nos convocó a muchas presentaciones institucionales y eso nos hace sentir muy bien y principalmente que sientan al coro parte de ella”.


El director de Transferencia Científico-Tecnológica del Instituto de Extensión, Darío Poncio, realizó un recuento sobre lo que fue el año 2018 para la dirección.

Finalizando el 2018, el director de Transferencia Científico-Tecnológica, Darío Poncio, comentó sobre los resultados y logros obtenidos en cada programa del área en cuestión, perteneciente al Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM), a cargo del director Omar Barberis.

“El balance ha sido positivo y estuvo por encima de nuestras expectativas” mencionó Poncio. Y agregó: “Hemos podido consolidar la dirección y lo más importante es que se han desarrollado nuevas acciones que permitieron crear una gran cantidad de participación de las personas”.

En lo que respecta al programa Ventanilla del Emprendedor, el director afirmó que “fue un año de mucho trabajo, ayudando como siempre a cada emprendedor”. Es importante mencionar que es el programa pionero de la dirección, creado en el 2004 y que está destinado para desarrollar un proceso de acompañamiento y asistencia técnica en la formulación y evaluación de ideas, la generación de un plan de negocios y el planeamiento de la gestión emprendedora.

Haciendo referencia al programa Incubadora de Empresas perteneciente a Unipymes: “Se trabajó durante todo el año ayudando a tres emprendimientos y realizamos 13 capacitaciones en distintos lugares de la ciudad y la región”, aseguró Poncio.

“Este año también se reforzó un área que se había trabajado menos en años anteriores y es la de capacitación, sobre todo lo que fue la Cátedra Abierta Pymes”, afirmó el director de Transferencia Científico-Tecnológica. En esta misma línea, es importante destacar que la cátedra es un acuerdo que tienen con la Secretaría Pymes del Ministerio de Industrias de la Provincia de Córdoba.

En lo que va del año 2018, no solamente realizaron cursos en Villa María, sino que también estuvieron en Bell Ville, General Deheza, Villa del Rosario, Oncativo y en la ciudad de Córdoba. “El total de capacitaciones brindadas por el área fue de 61, es un número altísimo, de los cuales 27 fueron de Cátedra Abierta Pymes y 2 de la Federación Comercial de Córdoba (FEDECOM)”, finalizó Poncio.

De análogo modo, mencionó: “se ha tenido consolidado el área de capacitación de Marketing Digital que fue un éxito rotundo en lo que tiene que ver con los cursos de Community Manager, ventas por internet e Instagram (…) se dieron 16 talleres y cursos durante el año”.

“Desde la Oficina de Propiedad Intelectual se destacó el trabajo realizado respondiendo a las consultas de empresas y de investigadores de la Universidad que quieren patentar sus investigaciones o registrar sus marcas, de todos modos, esperamos fortalecer más el área el año que viene”, afirmó Poncio.

Por otro lado, se encuentra el Observatorio Integral de la Región (OIR) que tuvo una consolidación notable durante el año. Poncio mencionó: “En el 2018 hicimos una encuesta importante para el Cluster TIC de Villa María que fue muy valorada por el gerente del mismo”.

Asimismo, agregó al respecto: “Estamos terminando y por presentar en estos días, a las autoridades del municipio de Villa Nueva, un relevamiento territorial en dicha ciudad, que consistió en la realización de 376 encuestas que miden la cuestión de vivienda, trabajo, salud y educación”.

Por su parte, comentó el director que ganaron una “licitación que realizó el Ente de Desarrollo Regional (ENRED) que nuclea a 23 municipios de la región, con un aporte que le hizo el Ministerio de Agricultura de la Provincia de Córdoba al ENRED y, se realizará el año próximo, un relevamiento sobre la producción, faena y comercialización del ganado ovino en el centro y sudeste de la provincia de Córdoba.

En cuanto a la tarea de capacitaciones, ejecutaron un trabajo interesante con las dos cooperativas de agua de Villa María y Villa Nueva. A su vez, realizaron una capacitación con una organización que nuclea a cooperativas de trabajo vinculadas con el municipio de Villa María y, también trabajaron los centros de estudiantes de la UNVM.

“En total de acuerdo con los datos parciales, en el 2018 hemos llegado a 2834 personas, lo cual para nosotros significa más del 308% de aumento número muy alto”, afirmó Poncio. También, resaltó: “Cerca de 1200 participaron en Cátedra Abierta Pymes, 440 con el programa con estudiantes, en la Cooperativa de Trabajo 15 de Mayo participaron 100 personas y, en los cursos y talleres de Marketing Digital y Community Manager, un total de 622”.

Por último, Poncio destacó el apoyo del director Omar Barberis: “Desde hace años que trabajamos juntos y ha sido un gran apoyo el que nos brindó en cuestión presupuestaria, pero también, en delegar ciertas cuestiones en base a la confianza que uno ha sabido ganarse”.

De análogo modo, resaltó el invalorable apoyo de los integrantes de la dirección de Transferencia Científica-Tecnológica que están en la sub-sede y también los del OIR. “Estamos despidiendo un año con mucha alegría, porque más allá de los problemas que se ven a nivel país, en lo que respecta a la Universidad, hemos tenido un gran año que ha estado por encima de las expectativas”, finalizó.

La coordinadora del programa “Fortalecimiento de las organizaciones” licenciada Verónica Martínez, comentó sobre la importancia de estos espacios para la Universidad y para la comunidad en la que está inserta.

En el marco del cierre de actividades del programa “Fortalecimiento de las organizaciones”, propuestas por el Instituto de Extensión, a cargo del director Omar Barberis, y  llevadas a cabo por el equipo de trabajo de Dirección de Desarrollo Social y Cultural, a cargo de la licenciada Adriana Rochetti, la coordinadora del proyecto, Verónica Martínez, se refirió a la importancia de este tipo de abordajes.

“El programa intenta ofrecer talleres similares a los que se dan en la sede del Instituto de Extensión, pero en otros espacios de la ciudad de Villa María y Villa Nueva”, comentó Martínez. Además agregó que “el objetivo de los talleres es fortalecer la demanda social que proviene de las organizaciones o instituciones que atienden problemáticas diversas en poblaciones vulneradas”.

Cabe destacar que los proyectos se iniciaron en 2012 y es desde ese año el Instituto ha trabajado en Centros Comunitarios del barrio Las Playas, La Calera, San Nicolás, Los Olmos, y también en el Centro Educativo de Nivel Medio de Adultos (CENMA), Extensión Áulica Anexo Cencar en Villa Nueva. Además, “se realizan algunas actividades o acciones esporádicas, pero planificadas, que se constituyen como intervenciones artísticas y educativas como pintar un mural, visitas a museos, recorridos por el Campus de nuestra Universidad, presentaciones de danzas y canto, por ejemplo”, mencionó Martínez.

Asimismo, expresó la importancia de este programa: “estos espacios son muy genuinos y aportan valor cultural a lo que se hace, un valor social incalculable”.  También añadió: “El proyecto se constituye en uno de los eslabones fundamentales de la extensión y que la universidad pública, de algún modo, habilite esos espacios donde se comparten experiencias grupales, valores, intercambios intergeneracionales, entre tantas cosas, eso tiene un valor cultural importante, pero además les deja algo a los actores sociales que participan, algo queda de todo eso y ahí está la transformación social que estamos proyectando”.

Por su parte, este año el programa se constituyó de dos talleres anuales, el de música y el de fotografía estenopeica. Por un lado, el taller de música se llevó a cabo en la Copa de leche, “Un rayito de esperanza”, dictado por el profesor Federico López Gaviola y la licenciada Julieta Dellarole, donde concurrieron niños y niñas de 5 a 15 años.

“Es el primer año de este taller y comenzó ofreciendo música y canto, la idea era cantar, vocalizar, tratar de ofrecer una variedad de actividades vinculadas a la expresión artística a través del juego y fue transformándose”, comentó Martínez. Asimismo, “el merendero tenía instrumentos de percusión que no usaban, algunos estaban dañados, y a mitad de año, el taller de música dio un giro, se propusieron recuperarlos y por eso hoy además de cantar, tocan, se transformó en una mini batucada” expresó la coordinadora. El mismo finalizó a comienzos de diciembre, donde estuvo como invitado el taller de percusión y música brasilera, Roda de Samba.

En tanto el taller Audiovisual de Fotografía Estenopeica, a cargo del licenciado Emiliano Lavezzini, se dictó en el CENMA, Extensión Áulica Anexo Cencar en Villa Nueva. “Es el cuarto año que está, este año los alumnos hicieron sus propias cámaras, las diseñaron, las construyeron y tomaron sus propias fotografías,  otros años hacían animación o cortos audiovisuales” mencionó la licenciada. Cabe destacar que estuvo dirigido a estudiantes de segundo año, del Centro Educativo y finalizó con una muestra, a mediados de diciembre, con entrega de certificados.

Por último, el programa cuenta con un Ciclo de Intervención Cultural, “lo llamamos así porque no vamos todas las semanas, sino cada 15 días”, contó Verónica. Está a cargo del profesor José Maldonado en el geriátrico Viejos Amigos, “José es profesor de tango, pero en su tarea en el ciclo de intervenciones, propone shows de tango, cuarteto, cumbia, todo lo que le piden”, agregó la licenciada. “Es una experiencia novedosa que estamos implementando este año y con buenos resultados, hay mucho entusiasmo por parte de la institución y de quienes están viviendo en ella, es el resultado de un proceso de encuentros con esta población que de alguna manera se siente muy a gusto con música y baile de otro tiempo” concluyó.

El ciclo finalizó los primeros días de diciembre en el Geriátrico Santa Sofía, con la presencia del director del Instituto Omar Barberis, la coordinadora del Programa de Fortalecimiento de las Organizaciones, Verónica Martínez y responsables del establecimiento.

Durante el verano el programa continúa con dos talleres, por una lado el Taller de Cuentos y Canciones “La Oreja Viva” coordinado por Mauro Guzmán y Rocío Heredia en la Copa de Leche “Un rayito de Esperanza”. Y, por otro lado, en el Instituto se dictarán clases de Educación Física, a cargo de la profesora Ailin Lugo. Además, José Maldonado estará a cargo de “Milongas a cielo abierto” que consiste en presentaciones al aire libre en espacios públicos de la ciudad, de manera gratuita.

Durante los meses de enero y febrero la profesora Ailín Lugo  dictará clases de educación física. En el Instituto se dictarán clases de Educación Física, a cargo de la profesora Ailin Lugo. Las clases comenzarán el 7 de enero y las inscripciones ya están abiertas en el Instituto de Extensión (Santiago del Estero 1365) o llamando al 0353-4539116.

Además, en el transcurso del verano continúa el Programa de Fortalecimiento de las Organizaciones con dos talleres, el de música y literatura, dictado por el profesor Mauro Guzmán, en la Copa de Leche. Y las presentaciones que hará al aire libre el profesor José Maldonado.

 

 

Se realizó la entrega de certificados en el Establecimiento Penitenciario N° 5 Villa María, como así también en el N° 7 San Francisco.En un acto realizado ayer en el Establecimiento Penitenciario N° 5 Villa María, se entregaron los certificados del curso denominado “Prácticas respetuosas de los Derechos Humanos en contextos de encierro”, que se desarrollaron durante el año.

Cabe destacar que el Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM) implementa dicho programa paralelamente en el Establecimiento Penitenciario N°5 Villa María, como así también en el Establecimiento Penitenciario N° 7 San Francisco.

Asimismo, el curso tuvo como destinatarios a hombres y mujeres privadas de su libertad y agentes del Servicio Penitenciario que desarrollan sus funciones en dicha institución. En esta oportunidad, recibieron certificación 30 internos alojados en Villa María y 22 internos alojados en San Francisco.

Por su parte, se entregaron los certificados correspondientes al taller “Comunicación para la Inclusión” a 10 internos alojados en el Servicio Penitenciario N° 5 Villa María. El taller se viene llevando adelante desde el año 2009 y tiene como objetivo generar un espacio de comunicación y expresión para personas en contextos de encierro que se constituya en una instancia de educación no formal inclusiva.

Es importante recalcar que la capacitación es ofrecida en el marco de un convenio firmado entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Córdoba y la Universidad Nacional de Villa María, a través del Instituto de Extensión.

La colación fue encabezada por el director del Instituto de Extensión, Omar Barberis y las autoridades del Servicio Penitenciario.

El grupo floklórico Guadal acompañado por el Coro de Niños y Niñas del Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María (UNVM) presentaron Navidad del Monte.

Organizado por el Instituto de Extensión y la Fundación OSDE, el grupo floklórico Guadal y el Coro de Niños y Niñas de la UNVM, brindaron un espectáculo titulado “Navidad del Monte, Villancicos”.

Es importante mencionar que el Coro de Niños y Niñas cuenta con la preparación vocal de Fernanda Quintás, el acompañamiento instrumental de Juan Murúa, y el apoyo de Jimena Giannineto. Y, por su parte, el grupo floklórico Guadal, está conformado por Fernanda Quintás, Gerardo Miotti, Ezequiel Infante, José Santillán y Joaquín Aguilar, todos egresados, docentes y alumnos avanzados de la Licenciatura en Composición Musical con orientación en Música Popular de la UNVM.

El evento se llevó adelante en la Plaza Centenario de Villa María, frente al edificio OSDE, con una gran convocatoria.

El encuentro, dirigido a emprendedores de distintos rubros, se realizó el martes 4 de diciembre, en el Instituto de extensión de la Universidad Nacional de Villa María.

Se dictó el último taller del año en el Instituto de Extensión de la Universidad Nacional Villa María. El encuentro dirigido a emprendedores de distintos rubros, estuvo a cargo de la licenciada Evangelina Cañas y se realizó el martes 4 de diciembre.

Por su parte, la jornada tuvo como objetivo brindarles diversas herramientas a emprendedores para utilizar Instagram de una manera efectiva, y así lograr que sus negocios lleguen a un mayor número de personas. Fue un taller certificado que contó con material de consulta, ebooks y plantillas de trabajo.

 

El show fue el viernes 7 de diciembre en el Auditorio del campus de la Universidad Nacional de Villa Maria (UNVM).

La Orquesta Sinfónica de Villa Maria,  cerró el año a sala llena con el concierto  The Bleatles Sinfónico en el Auditorio de la UNVM. El elenco, dirigido por Luis Nani, contó con las voces de Pablo Cordero, y Beatzarro, quienes interpretaron las distintas versiones de los temas. Además participaron los integrantes de la banda Rayos Láser, César Seppey y  Gustavo Rodríguez.

La orquesta cuenta con alrededor de 60 músicos y ya presentó de manera exitosa otros conciertos temáticos como Soda Stereo Sinfónico y Queen Sinfónico. Es preciso destacar que los arreglos instrumentales y adaptaciones son realizados por los mismos músicos pertenecientes al elenco que prepararon especialmente las obras para cada ocasión combinando orquestación y ejecución.