Intervienen en barrio Las Playas dando apoyo de alfabetización a niños y niñas

Intervienen en barrio Las Playas dando apoyo de alfabetización a niños y niñas

A partir del proyecto de Extensión “Habilitar la palabra”, un grupo de talleristas brinda asistencia en alfabetización a niños y niñas de barrio Las Playas que -estando escolarizados- aún no logran manejar con soltura la lectura y escritura.

Lucila Remondetti es la coordinadora del proyecto “Habilitar la palabra”, ganador de las convocatorias de proyectos de Extensión en 2016 y 2017. “Surge de antecedentes previos que veníamos trabajando con el grupo Cepia, que es un centro de educación popular para la infancia y la adolescencia, en el barrio Las Playas”, comentó la coordinadora.

“A partir de ahí veníamos haciendo talleres de educación popular para niños y niñas desde los 3 a los 12 años. También se hacen algunas prácticas con adolescentes pero principalmente se trabaja con niños”, agregó sobre la experiencia.

Remondetti sostuvo que con los otros integrantes comenzaron a observar que muchos de los niños que asistían a Cepia y que estaban en edad escolar primaria no estaban alfabetizados y que entonces, decidieron plantear el proyecto en la convocatoria para poder generar otro espacio paralelo al que ya se sostenía en el centro vecinal de Las Playas.

“El grupo es interdisciplinario del Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales y de Ciencias Humanas, hay  aproximadamente 15 talleristas que van al barrio dos días a la semana, turnándose. Asisten unos 30 niños y niñas”, detalló acerca de los integrantes del proyecto y los asistentes a los espacios.

“Consideramos a la extensión universitaria como una instancia política que nos posibilita salir de la universidad, intervenir en los espacios barriales y sobre todo cuando observamos en los espacios poder lograr transformar algunas condiciones de desigualdad social. Creemos que habilitar estos espacio logra poder achicar esa brecha y que uno, desde las carreras que estudia, puede aportar”, dijo Remondetti consultada sobre la importancia de las convocatorias de proyectos.

En cuanto al resultado de la experiencia, la estudiante dijo: “Fue muy productiva, con los niños logramos un montón de avances. Actualmente se sigue sosteniendo el espacio, un turno de mañana y otro a la tarde. La idea nunca fue reemplazar el espacio de la escuela sino aportar otro espacio”.