Comenzaron los talleres de verano para niños en Las Playas y La Calera

Comenzaron los talleres de verano para niños en Las Playas y La Calera

La propuesta inició esta semana en la copa de leche “Un rayito de esperanza” de barrio Las Playas y en el merendero “Caritas Felices” de La Calera. Consiste en dos instancias de talleres, uno de Hip Hop y otro de lectura y escritura creativa, los cuales brindarán actividades socioculturales, diversas y separadas en espacios y tiempo, pero integradas en sus propósitos. La iniciativa pertenece a la Dirección de Desarrollo Social  y Cultural del Instituto de Extensión de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

A partir de las necesidades barriales y en el marco del fortalecimiento de las organizaciones e instituciones, se procura realizar de manera articulada acciones seleccionadas en base a la promoción de los derechos, haciendo especial énfasis en el acceso igualitario a la cultura, y generando oportunidades de expresión que permitan apropiarse de un aprendizaje técnico y un empoderamiento personal y grupal a través de la creación.

Las actividades propuestas por el Instituto, que están destinadas a niños y niñas, se desarrollarán durante enero y febrero en la copa de leche “Un Rayito de Esperanza”, de barrio Las Playas, y en el merendero “Caritas Felices”, de barrio La Calera.

Por un lado, el taller “Les no se que” se dictará los martes a las 17.30 en el barrio La Calera, mientras que en Las Playas será los jueves a la misma hora. Se trata de un proyecto que combina el teatro, la literatura y la narración oral en diversos espectáculos, talleres y animaciones de eventos, siempre poniendo la expresión humana y la búsqueda estética como ejes principales.

En el marco de este taller, los encuentros con los niños se agruparán en tres etapas: una vinculada al teatro, otra a la narración oral y otra a la escritura creativa. Cada clase está surcada por lo lúdico como denominador común, sea cual fuere la disciplina o etapa en cuestión: el juego como modo de aprendizaje de conceptos y de conocimiento del otro, el juego como habilitador del error visto como algo positivo en un proceso de descubrimientos, el juego porque en sí mismo produce alegría y movimiento mental y, a la vez, a posteriori, tiene consecuencias intelectuales y afectivas.

Por otra parte, el espacio “Movimiento Inteligente”, propone un taller de Hip Hop para niños y adolescentes. La actividad se desarrollará en cuatro encuentros y estará a cargo de Andrés Rodriguez. La propuesta invita a reforzar valores mediante la competencia “contra uno mismo”, y el compartir con los demás a través de la expresión.